De los muchos alicientes que la ciudad de Madrid ofrece al visitante, la gastronomía figura por derecho propio en un lugar preeminente. Desde tascas y tabernas donde se respira el olor de lo añejo hasta locales donde se cuecen los platos más innovadores, en materia de restaurantes Madrid posee un amplísimo abanico de opciones entre las que elegir. En ellos pueden hacerse todas las comidas del día, lo cual incluye también el tapeo entre comidas tan propio de la ciudad. Una ronda por los establecimientos de Madrid es por tanto una de las mejores formas de tomarle el pulso a sus gentes.

Abiertos desde el amanecer

Una de las costumbres más populares de la capital de España es la de desayunar una ración de churros con chocolate de buena mañana. Cualquier barrio de Madrid posee un buen ramillete de bares, tascas y cafeterías en los que practicar esta tradición tan sana. La chocolatería San Ginés tiene fama de facturar los churros más sabrosos de Madrid. Inaugurada en 1894 junto a la Puerta del Sol, sigue conservando el ambiente y la decoración propios de los cafés bohemios de aquella época. Pasada la hora del desayuno y la del tapeo, llega el momento de decidir en cuál de los restaurantes en Madrid va a consumarse la comida principal del día.

La mejor tradición de restaurantes en Madrid

Si lo que se desea es conocer la gastronomía típica de Madrid, una de las referencias ineludibles de la capital es el Malacatín. Esta taberna taurina es el lugar ideal para saborear el cocido madrileño en todo su esplendor, plato por el cual han recibido numerosos reconocimientos desde que Florita Díaz, hija del fundador, comenzara a prepararlo a mediados del siglo XX. Muy recomendable es también la sopa preparada con la base de tan sabroso cocido, así como los célebres callos madrileños. Su sección de repostería merece asimismo un reconocimiento, por esa labor humilde, pero importantísima de conservación del patrimonio culinario. Otro restaurante célebre de la capital es el L'Hardy, que en 2014 celebró sus 175 años de existencia. La experiencia de comer en este local, además de resultar muy placentera para el paladar, tiene el atractivo adicional de trasladar al comensal al Madrid de la Corte de María Cristina de Borbón.

La puerta a la modernidad

En lo que respecta a restaurantes en Madrid de cocina contemporánea, un nombre brilla con fuerza en el firmamento capitalino. David Muñoz deleita a sus comensales con los platos rebosantes de originalidad que idea en Diverxo, por cuya labor ha sido investido con el máximo galardón de la Guía Michelin. Aquí la cocina adquiere la categoría de disciplina artística. Complementar el recorrido por las pinacotecas de Madrid con una visita a este local constituye un verdadero placer y una experiencia sensorial difícilmente igualable; para los más tradicionales, nada mejor que seguir la ruta de la Latina, una zona única de restaurantes y tascas que convergen en la Plaza de la Cebada. Sin duda, una ruta imprescindible para los amantes del buen comer y las terrazas de verano.

Leer Más