En los centros de spa en Málaga las preocupaciones se quedan fuera; lo único que importa es la salud y el bienestar. La principal ventaja de estos centros es su ubicación, ya que no es necesario salir de la gran ciudad para disfrutar de tratamientos tan estimulantes como la aromaterapia o la cromoterapia, que relaja los cinco sentidos mediante el uso de la luz y el color. Para mejorar el flujo linfático y restaurar el organismo, lo mejor es realizar circuitos de hidroterapia, caracterizados por chorros destinados a partes específicas del cuerpo, y combinarlos con tratamientos proporcionados por expertos; en el centro de belleza-spa Carmen Burgos mimarán nuestro cuerpo con productos como aceites aromáticos, chocolate o con piedras calientes y frías, el llamado masaje geotermal.

El poder curativo y embellecedor del agua

El agua en cualquiera de sus estados proporciona múltiples beneficios para curar dolencias y lucir una piel bella. Los circuitos de agua a diferentes temperaturas favorecen la circulación de la sangre y otorgan a la piel un aspecto más fresco y terso, mientras que las duchas de vapor y las saunas eliminan residuos del organismo. Además, el agua es un gran aliado para luchar contra los problemas de espalda, gracias a los circuitos de chorros a diferentes presiones se pueden descontracturar cervicales y lumbares. Para complementar estas actividades, las manos expertas de los terapeutas de los spa en Málaga proporcionan tratamientos estéticos mediante la aplicación de productos naturales como aceites esenciales.

Planes a los que el estrés no está invitado

Para dejar de lado las preocupaciones del trabajo, lo mejor es acudir a un hotel con spa y disfrutar de unos días de lujo para el cuerpo. El Hotel Amaragua es uno de estos lugares donde ofrecen unas instalaciones ideales para disfrutar los beneficios del baño turco o la diversión de un jacuzzi. En cuanto a centros de spa Málaga destaca por sus tratamientos dermatológicos como la exfoliación del cuerpo mediante la aplicación de un peeling de barro y algas, o los baños de oro, en los que la piel recupera su vitalidad.

En manos de los que más saben

Los especialistas de los spa en Málaga tienen una misión común: ofrecer a sus clientes una experiencia placentera que puede durar hasta noventa minutos, pero cuyos beneficios estarán presentes durante días. Muchas de estas terapias toman sus orígenes de la medicina china, por ejemplo, el shiatsu, una técnica que mejora la movilidad mediante la aplicación de presión en ciertos puntos. El masaje geotermal, por su parte, utiliza la energía encerrada en piedras volcánicas para proporcionar alivio a dolores físicos y psíquicos. Asimismo, diversos centros, entre los que se encuentra el spa La Cala, proponen ofertas especiales para parejas, tratamientos prenupciales o tratamientos para mujeres como son los masajes especiales para embarazadas.

Leer Más