Cada vez son más los pacientes, independientemente de su edad o sexo, que eligen un tratamiento de botox en Barcelona para presumir de una piel tersa y sin arrugas. Las ventajas de este método estético son numerosas, y su aplicación, sencilla: se basa en la infiltración de un líquido compuesto de toxina botulínica. Sus efectos relajantes actúan sobre algunos músculos del rostro, eliminando o minimizando las arrugas dinámicas, que son las que aparecen como consecuencia del movimiento de esos músculos. En materia de botox Barcelona cuenta con clínicas locales de gran prestigio especializadas en este tratamiento como Bufetmedic. En otros casos, son centros médico-estéticos de carácter nacional, con alguna de sus sucursales en esta ciudad como Clínica Zurich.

Razones para elegir un tratamiento de botox

Los pacientes que se decantan por uno de estos tratamientos de toxina botulínica lo hacen por muchas razones. Una de ellas es que se trata de un método sin cirugía, por lo que las molestias se reducen al mínimo al carecer de posoperatorio, algo que no ocurre con otras técnicas estéticas, como la rinoplastia. Entre estas razones también se encuentran los resultados inmediatos del tratamiento, que se empiezan a apreciar en la misma consulta y en los días posteriores. Por último, el hecho de que el organismo reabsorba el líquido inyectado y lo elimine por vía renal también es motivo de tranquilidad para el paciente.

Duración y zonas de aplicación

Por lo que respecta a las sesiones, la duración media de una de ellas suele ser de unos 45 minutos. La vigencia de los resultados varía en cada persona, aunque se sitúa entre los cuatro y los siete meses. Por tanto, lo más habitual es recibir dos sesiones de 45 minutos al año, aunque el paciente tendrá que seguir una serie de indicaciones en casa y deberá someterse a consultas de seguimiento. En cuanto a las zonas de aplicación, el líquido con toxina botulínica se inyecta en el tercio superior del rostro, especialmente en el entrecejo, la frente y las colas de cejas. Por ello, muchos pacientes también complementan este tratamiento con otros, como la blefaroplastia, aunque son los médicos especialistas quienes tienen la última palabra al respecto.

Beneficios estéticos del botox

La eliminación de arrugas en el rostro tiene asociadas varias consecuencias positivas en la apariencia de la piel y es por esta razón que este método se ha hecho tan popular en países con un alto culto a la imagen personal. Por un lado, crea una expresión facial más natural. Por otro, logra un efecto rejuvenecedor de la cara. Además, otra beneficio estético que se logra es la iluminación de la piel en las zonas tratadas, similar al que aportan los maquillajes artificiales. De hecho, quienes realicen un tratamiento de botox en Barcelona también pueden disfrutar de otras técnicas de maquillaje permanente en esta ciudad, gracias a las clínicas especializadas en micropigmentación.

Leer Más