La ciudad de Bilbao, al norte de España, es un enclave rodeado por dos cadenas montañosas a orillas del mar Cantábrico que te ofrecen un entorno saludable y respetuoso con el medio ambiente. La urbe se ha centrado en crecer amparada en el desarrollo sostenible y la preocupación por el bienestar. De hecho, ha sido galardonada con el Premio Europeo de Regeneración Urbana y Regional, otorgado por el European Council of Town Planners, y con el Premio Europeo a la Ciudad de la Salud de la Pfizer Foundation. En torno a este concepto y propiciado por el clima, se ha afianzado una apuesta por el termalismo y los spa, centrada en los beneficios que el agua mineromedicinal y los tratamientos de productos naturales como el barro o las algas y la fisioterapia aportan a nuestra salud y belleza. La vocación de la zona es consolidarse como una alternativa termal de ocio.

En busca de los beneficios del termalismo

Los balnearios son un lugar perfecto para que reposes y ganes en salud con la ayuda de tratamientos, y a través de las propiedades de las aguas mineromedicinales. Las aguas de manantial, con un alto contenido en sulfuro, están especialmente aconsejadas para eliminar y combatir el estrés, el agotamiento psíquico y la ansiedad a la que te ves sometido; también mejoran la circulación sanguínea y ayudan a paliar la retención de líquidos, entre otras muchas afecciones. El hecho es que esta no es solo una cuestión científica, sino que el ambiente de invitación a la tranquilidad también genera efectos positivos en nuestra actitud mental.

Todo lo que necesitas saber

En la capital vizcaína tienes opciones para todos los gustos: masajes relajantes o de terapia, circuitos de baño turcos y tratamientos de todo tipo, entre los que destacan los orientales como la acupuntura, que ayuda a restaurar la salud y el bienestar. Al margen de lo medicinal, la belleza corporal también ocupa un punto central de esta oferta y tú puedes acceder a tratamientos faciales y adelgazantes en cualquier punto de la ciudad.

A la cabeza del turismo spa

En la ciudad destaca Jardines de Albia, que ofrece circuitos y tratamientos que son muy versátiles ya que puedes ir solo si te apetece desconectar con una ducha Vichy (de chorros terapéuticos), con tu pareja a probar el masaje de piedras o con tu familia al completo circuito albia de aguas termales. En un entorno natural más alejado está el increíble Hotel Balneario de Areatza, donde la fusión entre el concepto natural que el termalismo lleva asociado y tu cuerpo se siente más estrecha que nunca.

Más