Barcelona siempre se ha considerado uno de los centros de referencia en el mundo de la peluquería. Y buen ejemplo de ello son peluqueros de la talla de Lluis Llongeras, natural de esta provincia y con una proyección internacional muy reconocida. Pero a nivel de calle, los establecimientos actuales son también modernos y de vanguardia, tanto en las peluquerías femeninas como en las masculinas y en las unisex. Por ello, más allá de los cuidados clásicos como el lavado o el peinado, una peluquería en Barcelona guarda muchas sorpresas para el cliente.

Servicios de una peluquería en Barcelona para mujer

La aplicación de mechas sofisticadas es una de las posibilidades estéticas para mujeres, a precios asequibles y con una variedad de tonos muy amplia. Pero la aplicación de color puede abarcar también todo el cabello, con tintes especiales, para las que quieran un cambio total y duradero. La permanente es otra de las soluciones de larga duración, en este caso, para cambiar de un cabello liso a uno rizado, con amplitud de rizo a la medida. Quienes solo busquen un tratamiento para la salud de su cabello, pueden dejarse aconsejar acerca de qué método de hidratación o de reconstrucción es más adecuado. La experimentación también está al alcance de cualquier mujer, especialmente en ocasiones especiales como fiestas o carnavales. Y cómo no, también se realizan sesiones especiales para bodas, ya sea para la novia, la madrina o cualquier invitada que quiera deslumbrar con su peinado.

Cada vez más servicios para hombres

En materia de peluquería Barcelona no solo destaca por sus profesionales en cabello femenino: los hombres también tienen mucho donde elegir, y a unos niveles de calidad e innovación similares. Cada vez son más los clientes que no solo se cortan el pelo, sino que también lo cuidan con tratamientos para revitalizar el cabello, a modo de prevención contra la caída. Los principales métodos de corte de pelo son la tijera clásica, la máquina eléctrica y la navaja manual, en función del acabado deseado. En cuanto al peinado, los geles, las espumas y las cremas son cada vez más sofisticadas en cualquier peluquería de Barcelona, con productos exclusivos para el público masculino.

Peluquerías que se convierten en centros de belleza

Prácticamente, cualquier peluquería en Barcelona se puede considerar un auténtico centro de belleza, pues la mayor parte de ellas ha comenzado a ofrecer otros servicios complementarios, como la depilación o el cuidado de uñas. A pesar de ello, para ciertos tratamientos de cabello es mejor acudir a centros más especializados, por ejemplo, para realizar un alisado de pelo, ya sea brasileño o japonés, puesto que utilizan productos y tecnología muy específicos, difícil de encontrar en un centro de belleza tradicional. De lo contrario, el alisado con secador o con plancha durará solo uno o dos días, a modo de cambio de look puntual.

Leer Más