Ocio para salir de la rutina: cómo romper con la monotonía estés donde estés

Por: Vicente Miró |

Visitar monumentos, dejarse caer sobre la toalla en la playa, devorar palomitas durante el último estreno cinematográfico o relajarse mientras el camarero deposita la siguiente ronda en la terraza de un bar son planes de ocio tan comunes como agradables.

Sin embargo, bien sea por sentir la euforia de la novedad o para romper la monotonía de fotos que parecen postales en las redes sociales, a veces necesitamos ocupar el tiempo libre en algo diferente. En esta guía podrás encontrar alternativas para salir de la rutina sin importar el lugar donde te encuentres, tanto si eres tranquilo como si tienes alma de aventurero.

Afirmar que el ocio ha cambiado en los últimos años no constituye una declaración reveladora. Los maleteros atestados con fiambreras y las competiciones al alba por conquistar un rincón en la playa se han convertido en recuerdos tan añejos como las fotografías impresas con las que el pelma de la familia intentaba inmortalizar esos momentos.

Cuando la cartera prohíbe estampar en el pasaporte un sello con caracteres extraños, es frecuente buscar alternativas que se salgan de lo corriente: lanzarse al vacío sin más sujeción que una cuerda, emular un conflicto bélico con pelotas de pintura, cruzar la  vieja Castilla en globo o pisar a fondo el acelerador de un Ferrari en un circuito profesional. Hay opciones para todos los gustos, por tierra, mar y aire.

 

Ocio por tierra

Desde realizar rutas por senderos naturales o a caballo, hasta emular a los pilotos de carreras: sin mojarse el pelo ni apenas levantar los pies del suelo, actualmente se puede acceder a un sinfin de ofertas de ocio alternativas a las habituales. Escoger entre unas u otras dependerá de lo aventuro y deportista que sea quien selecciona la actividad.


1.- Actividades tranquilas

Quienes solo buscan relajarse sin caer en lo cotidiano, pueden adentrarse en el pasado realizando espeleología en Granada por el interior del Darro, un río urbano y soterrado durante parte de su recorrido. Más información.

También es una buena opción deambular por calles con encanto, como las de Priego de Córdoba, o pasear a caballo por los parajes naturales que ofrecen las islas Canarias. Más información.

En Mallorca, al placer de la playa puede sumarse la sensación de realizar algo novedoso, realizando coasting (trekking por la costa) entre las calas de la isla. Si la intención es pasar la tarde con amigos valientes, en Valladolid es posible contratar fiestas camperas con capeas, donde los más atrevidos tendrán la ocasión de probar sus dotes toreras ante las vaquillas.

 

2.- Deportivas

El paintball se ha convertido una actividad de moda y en la actualidad existen instalaciones para practicarlo en las cercanías de Madrid y en las afueras de múltiples ciudades de España.

Con menos antigüedad, el bubble fútbol, que consiste en tratar de jugar al deporte con más aficionados del país envuelto en una enorme burbuja de aire, también empieza a ser una opción de ocio al aire libre recurrente en las proximidades de los núcleos urbanos, como Barcelona.

Aquellos que prefieren el deporte intelectual seguramente encuentren una buena alternativa en The X Door, en Valencia y Madrid, un juego interactivo en el que los participantes, divididos en grupos de cinco, contarán con 60 minutos para escapar de una habitación resolviendo enigmas y acertijos.

Además, aunque se busquen planes novedosos, no hay que olvidar que algunos clásicos, como el esquí y el snowboard, nunca mueren. En la estación de Sierra Nevada, en Granada, se puede practicar este deporte durante gran parte del año.

 

3.- Aventura

Los más adictos a las experiencias fuertes pueden ponerse a prueba practicando rope-jumping (escalada seguido de salto al vacío) en Tenerife y Las Palmas, descender los barrancos acuáticos de Alicante o investigar las cuevas de Málaga practicando espeleología adaptada a todos los niveles de experiencia.

 

4.- Motor

Soñar con disfrutar la vida de un multimillonario no es gratis, pero tampoco tiene por qué ser demasiado caro: basta con alquilar un coche de alta gama para conducirlo durante unos kilómetros en Córdoba (más información sobre automóvil y experiencias sobre ruedas) o ponerse al volante de un Ferrari en Valladolid.

Pero también existen opciones más tranquilas, como emprender un saffari en buggy en varias ciudades (Ronda, San Pedro y Marbella, entre otras).

 

Ocio en el mar

El surf y sus múltiples variantes, como el kite surf o el paddle surf (avanzar sobre la tabla propulsado por un remo), sigue siendo la opción predominante para quienes desean practicar deporte en contacto con el medio marino. Pero no es la única: solo en Mallorca hay 57 escuelas y centros de buceo, en las que los novatos pueden realizar por su bautismo submarino y los aficionados aumentar su experiencia.

Sin embargo, también hay opciones más tranquilas como recorrer en kayak los acantilados de Nerja o alquilar un velero para circunnavegar las playas del levante español.

 

Ocio en el aire

Las actividades en el aire son la mejor alternativa cuando se busca liberar adrenalina y probablemente haya pocas cosas menos cotidianas que observar el mundo desde el hábitat de los pájaros. En Sevilla, Córdoba, Barcelona, Madrid es posible saltar al vacío, literalmente, contratando un oferta de caída libre en tandem -salto en paracaídas amarrado a un instructor experimentado-, o inscribiéndose en un curso de paracaidismo.

Quienes deseen sentir la libertad de volar sin carrocería, pero no quieran poner en manos de la ley de la gravedad su destino, pueden probar practicando vuelos en ala delta o biplaza parapente por diversas ciudades y contemplar desde el aire paisajes como los Pirineos, Sierra Mágina, el litoral mallorquín o el Parque Natural de Sierra Nevada en Granada.

Aún es posible tener más control sobre el vuelo si se opta por realizar el paseo en paramotor (parapente con un motor instalado), por ejemplo, sobre los prados de Asturias. También se puede accede contratar un descenso en ultraligero e, incluso, aprender a pilotar estos silenciosos aparatos.

¿Todavía parece demasiado arriesgado? En ese caso, lo mejor es ignorar la literatura de Julio Verne y emprender un relajante viaje en globo aerostático sobre ciudades históricas. Y, si no nos inspira confianza desplazarnos en una cesta suspendida por una bolsa de aire caliente, siempre queda la opción de contratar un paseo en helicóptero, disponible en lugares como la costa tropical granadina, Barcelona o Madrid.

 

Artículos relacionados

4 actividades originales en Barcelona que te provocarán un subidón de adrenalina.

3 centros especializados en salto en paracaídas en Madrid.

12 planes originales en Madrid.

Paracaidismo Deals Other Paracaidismo Deals