La práctica del esquí en Granada se lleva realizando desde el año 1964, momento en que se fundó la Estación de Esquí de Sierra Nevada, la más meridional del continente europeo y en la que se han celebrado numerosos campeonatos internacionales. Se ubica a una altitud que oscila entre los 2000 metros en su cota más baja y los 3000 en la más alta, y consta de más de 100 kilómetros de pistas balizadas. La estación se encuentra, aproximadamente, a 30 kilómetros de Granada, y ambos lugares están comunicados a través de un servicio de autobús que funciona de lunes a domingo, aunque también es posible acceder a ambos mediante el transporte privado.

Practicar el esquí en Granada: equipamiento completo

La estación, además de estar equipada con hoteles, ofrece servicios de restaurante a pie de pista, aparcamiento, guardaesquís y guardería. Asimismo, un autobús la recorre y facilita el transporte dentro de sus instalaciones. Existen zonas especiales para las familias como pistas adaptadas a los niños, en las que los menores pueden iniciarse en este deporte de invierno. Además, en el Kidspark tienen la oportunidad de empezar a practicar el freestyle y el snowboard de forma segura, pues en este recinto están atendidos por profesionales. Los adultos tienen a su disposición las pistas y también el Snowpark Sulayr, una zona especialmente habilitada con módulos de barandillas y saltos para los snowboarders.

Diversión en la nieve

Para aquellos que quieran aprender a practicar esquí Granada ofrece la oportunidad perfecta. En la estación se realizan diferentes cursos para iniciarse en esta práctica deportiva, los cuales son aptos para todas las edades. También se realizan otro tipo de actividades que permiten disfrutar de la naturaleza montañosa de Granada, como talleres para observar el cielo nocturno. Asimismo, es posible participar en excursiones, y los más aventureros incluso pueden volar en parapente. Para otro tipo de experiencias, sin tener que utilizar los esquís, se encuentra el Parque de Actividades Mirlo Blanco, una especie de parque recreativo que integra la nieve en sus atracciones.

Después del esquí

Cuando se terminan las intensas jornadas de esquí es posible realizar otras actividades en la propia estación, pues dispone de clubes deportivos, como el Montebajo, con piscina, gimnasio y spa. Pero no todo gira en torno al esquí en Granada: su cercanía a la ciudad facilita que después del esquí se pueda disfrutar de una agradable visita a la ciudad. Sin duda, el monumento por excelencia es la Alhambra, una ciudad palatina con casi mil años de antigüedad y a la que es necesario reservar con mucha antelación para poder disfrutar de un tour por su interior. Sin embargo, también existe la posibilidad de acceder a otros lugares interesantes como la catedral o la Casa de Zafra, o adentrarse de lleno en el mundo del flamenco mientras disfrutas de sus tablaos en el barrio del Albaicín.

Leer Más