La cocina catalana está marcada por la dieta mediterránea. Así, uno de los pilares de su gastronomía es el famoso pan tumaca - pan con aceite y tomate restregado -. También destaca por el uso de salsas como una constante en muchos de sus platos, entre las que podemos nombrar el alioli o el romesco, salsa hecha a base de un sofrito de ñora, tomate, frutos secos y pimentón. De hecho, es esta última el acompañamiento más habitual de unos de los platos catalanes de temporada más degustados, los calçots, una variedad de cebolla (la cebolla tardía de Lérida) que se cocina a la brasa. Tampoco hay que olvidar otras especialidades como los caracoles al horno; la escalivada, elaborada con distintos tipos de hortalizas; los canelones, especialmente consumidos en Navidad; o embutidos como la butifarra, el fuet o el espetec, variantes de la longaniza.

Restaurantes en Barcelona con estrella

Durante las últimas décadas, y tomando como base la cocina tradicional mediterránea, una generación de cocineros ha situado a sus restaurantes en Barcelona en los primeros puestos de las clasificaciones internacionales. Ferran Adriá llegó a conseguir tres estrellas Michelin al frente de su restaurante El Bulli; actualmente imparte conferencias a lo largo de todo el mundo. Los hermanos Roca, Joan, el chef, Jordi, el pastelero y Josep, el sommelier, también han logrado tres estrellas Michelin para su restaurante El Celler de Can Roca. Otros establecimientos que han sido distinguidos con este galardón culinario son el Abac, del televisivo Jordi Cruz, o el Moments, de Raül Balam.

Viajar con el paladar

Otro tipo de gastronomía, también queda cubierta en los restaurantes en Barcelona. La gastronomía asiática ha alcanzado gran popularidad en la ciudad. De hecho, existen lugares que ofrecen cursos de cocina japonesa, como Comerjaponés, donde es posible aprender a elaborar sushi, mochis o ramen. Entre los restaurantes en los que se puede disfrutar de este tipo de comida está Iki, que fusiona la gastronomía japonesa con la catalana, Koy Shunka e Indochine Ly Leap, especializado en tapas de inspiración asiática.

Para paladares exigentes

Si se busca cocina tradicional catalana en restaurantes Barcelona ofrece opciones como el 7 Portes, uno de los más conocidos de la capital, ya que fue fundado en 1836. En su carta destacan los arroces y además cuenta con música en directo. En el Cullera de Boix se degustan platos como los huevos estrellados con jamón ibérico y foie. En la Botiga de Pedralbes también se trabaja actualizando este tipo de cocina, y en la carta se pueden encontrar buñuelos de tortilla de patata y arroz negro con alioli. En el Jardí de l'Àpat disponen de una brasería en la que se elaboran los calçots, además de carnes y verduras típicas de la zona.

Más