La cara es una de las zonas más delicadas del cuerpo, si no la que más. Su piel es la más expuesta a las agresiones externas, desde a las inclemencias climáticas (frío, calor, viento, sol…) hasta la polución. Su efecto se puede traducir en manchas, rojeces, falta de hidratación, acné e incluso arrugas que se podrían prevenir. Combátelo todo en los mejores centros de estética de Madrid con descuentos de hasta el 70% gracias a las ofertas de Groupon en cuidados faciales.

Opciones genéricas

Hay una serie de rutinas que son beneficiosas para todos los tipos de cutis. La fundamental es una buena limpieza dos veces al día, por la mañana y por la noche. Especialmente si te maquillas, pero también si no lo haces, antes de acostarte y cuando te levantes has de lavarte con un producto adecuado, que puede presentarse en forma de jabón, crema o espuma. Después, aplícate un tónico que realice una pequeña exfoliación y cierre los poros. Termina con una crema hidratante apropiada para ti. Además de eso, para mantener un rostro saludable, bonito y luminoso, de vez en cuando es bueno que acudas a algún centro donde te hagan una limpieza en profundidad, a ser posible, con peeling y extracción de los puntos negros.

Una solución para cada problema

Aparte de los cuidados comunes, cada tipo de piel requiere unas atenciones específicas, que den respuesta a sus necesidades. Es positivo que las maduras se sometan a tratamientos de rejuvenecimiento. La tecnología permite que tanto las técnicas empleadas como los cosméticos que se combinan con ellas sean cada vez más efectivos en la tarea de disimular y prevenir las arrugas y las líneas de expresión, devolver a la cara la luminosidad perdida, combatir la flacidez y la caída de los tejidos y potenciar la renovación celular. Radiofrecuencia, infiltraciones de ácido hialurónico, mesoterapia, hilos tensores… encuentra la opción que más te llame la atención entre nuestros descuentos.

Para las más jóvenes

Las pieles que aún no son maduras también sufren, pero en otro espectro. El tan temido acné, las rojeces y las manchas están a la orden del día y también se pueden tratar. Dependiendo del caso, son buenos los peelings en profundidad, con opciones como la microdermoabrasión con punta de diamante, por ejemplo, y las sesiones de láser. Si tienes un rostro sensible, hay alternativas con masaje y aceites esenciales especiales para ti, realizados en centros de Madrid con experiencia contrastada en los que te sentirás casi mejor que en casa.

Más