El masaje es una manipulación del sistema muscular corporal que se lleva a cabo mediante diversas técnicas y se aplica para obtener beneficios anatómicos, fisiológicos y anímicos. Además de generar una sensación general de placer y relajación, los beneficios del masaje clásico se obtienen gracias a la estimulación de los diversos sistemas anatómicos y fisiológicos, ya que mejora la circulación sanguínea y el drenaje linfático, ayuda a eliminar toxinas, calma dolores y contracturas musculares, estimula el sistema endocrino, combate la ansiedad, el insomnio y el estrés, elimina las células muertas de la piel a la vez que la tonifica y promueve una sensación general de bienestar.

Tipos de masajes

Existen más de treinta y cinco tipos de masajes reconocidos a nivel mundial de diversos orígenes y técnicas que se clasifican según su finalidad terapéutica, deportiva o relajante. Aunque sean de distinta naturaleza, el factor denominador común es que todos están dirigidos a generar bienestar y promover la salud. De los diferentes tipos de masajes Madrid concede la medalla de los más populares a la reflexología, al masaje de cuerpo entero y al masaje tailandés, que en la ciudad se puede encontrar en centros como Thai Room Spa o Thai Sthetic.

Descubre los mejores masajes en Madrid

Existen diversas opciones de establecimientos de masajes en Madrid que cubren un amplio espectro de alternativas poco corrientes: Caroli Health Club, por ejemplo, ofrece masajes hidratantes con aceites de vela, mientras que Fusiom propone un masaje balinés con chocolate o el exclusivo masaje Lomi Lomi Hawaiano. En la capital española también es posible encontrar un abanico de establecimientos de masaje deportivo, así como otros que permiten la opción de realizar un romántico masaje en pareja. Por si esto fuera poco, también abundan los centros de spa o los centros de belleza que ofrecen, además de sus tratamientos estándar de circuitos de spa o manicura y pedicura, masajes complementarios para conseguir la relajación total del cuerpo.

El masaje como tratamiento terapéutico

Existen evidencias de que diversas técnicas de masaje ya se utilizaban en numerosas civilizaciones antiguas de Asia y Europa, de manera que se puede afirmar que el masaje constituye una de las primeras herramientas terapéuticas conocidas por la humanidad. En términos médicos, el uso del masaje con fines terapéuticos se denomina masoterapia y constituye una técnica integrada a la fisioterapia que se aplica para tratar lesiones del aparato musculoesquelético o equilibrar funciones fisiológicas como la secreción hormonal, la circulación linfática y la circulación sanguínea. Los tratamientos de masoterapia pueden encontrarse en varios establecimientos de masajes en Madrid. Es posible usarlos tanto como tratamientos curativos como para prevención o rehabilitación de tejidos lesionados. El masaje con fines terapéuticos ha de aplicarse siempre bajo prescripción médica y ha de ser llevado a cabo por un profesional debidamente certificado.

Más