Hasta el mínimo detalle de la anatomía de una persona dice mucho de ella. La manera en la que va peinada y vestida, su olor, su maquillaje… son un reflejo de su personalidad. Las manos no se quedan atrás. Por eso es fundamental que estén siempre hidratadas y que las uñas estén bien cortadas, limadas y limpias. La suciedad, una forma inapropiada o unas cutículas mal tratadas pueden ser una señal de dejadez. Por eso es aconsejable acudir a servicios profesionales de vez en cuando y en cuestión de manicura Barcelona es una ciudad que está plagada de oportunidades.

Pasos del procedimiento

Una manicura comienza por limpiar la suciedad con agua tibia y jabón. Solo tienes que poner en un cuenco y meter las manos durante 10 o 15 minutos. Si andas corto de tiempo, también venden unos cepillos específicos, que puedes usar bajo el grifo del agua. Con un aceite especial y un palo de naranjo, puedes retirar las cutículas de encima de las uñas, y cortar los pellejitos sobrantes con unas tijeras. Lima con la forma que prefieras (la más extendida es la cuadrada) y procede luego al pulido. Lo idóneo, después de lavarte las manos, es que procedas a un tratamiento de exfoliación e hidratación, incluida una loción específica para las cutículas. El final del procedimiento es el esmaltado. Lo idóneo es usar una base, el color y luego una capa de brillo.

Manicura en Barcelona

Entre los centros especializados en la materia más reconocidos de la ciudad condal se encuentra Lakerie, un espacio de inspiración neoyorquina situado en el barrio de Sant Gervasi que trabaja con productos de Opi. En la capital catalana destacan también otros negocios como The Pink Peony o The Beauty Fabric y opciones como el servicio que ofrece el Hotel Majestic.

Opciones permanentes y gel

El mundo del cuidado de las manos ha evolucionado de tal forma que existen alternativas para las personas que, bien porque no son muy cuidadosas, bien por motivos laborales, quieren llevar las uñas perfectamente maquilladas pero no consiguen que el color les perdure. El esmaltado permanente y semipermanente o las uñas de gel son las vías más aconsejables para ellos.

Más