Menú principal Abrir el menú de búsqueda

Los 11 tipos de masajes: una guía completa

20 de abr. de 2018

Tu cuerpo es bastante bueno a la hora de hacerte saber que necesita un masaje - si tan sólo pudiese decirte qué tipo de masaje le beneficiaría más. Si eres nuevo en el tema de los masajes o nunca te has aventurado más allá de tu sesión sueca, podría ser confuso el hecho de explorar todos los diferentes tipos de masajes existentes. Afortunadamente, estamos aquí para ayudarte a descifrar los diferentes estilos y beneficios de masaje, de manera que puedas reservar para aquel que sea más beneficioso para ti.


Tipos de masajes

1. Masaje sueco.

Esta forma de masaje centrada centrada en la relajación es lo primero que les viene a la gente a la cabeza cuando piensan en un masaje. Los terapéutas usan una secuencia de largos y deslizantes movimientos, amasado y mociones circulares, las cuales ayudan a liberar la tensión superficial en los músculos.

Beneficio: aparte de ayudar a relajar los músculos y a liberar la tensión superfician, un masaje sueco puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea a través del cuerpo.

Pruébalo si: eres nuevo en el mundo de los masajes o si estás buscando liberar tensiones leves a moderadas en tu espalda u hombros.

2. Masaje de tejido profundo.

Tal y como el nombre sugiere, un masaje de tejido profundo tiene como objetivo liberar tensiones en las capas más profundas de los tejidos musculares y fascia. Como tal, emplea una técnica de amasado más intensa que el masaje sueco.

Beneficios: el masaje de tejido profundo es ideal para liberar tensión crónica y puede ayudar a mejorar el rango de moción.

Pruébalo si: sufres de dolores y dolencias crónicas o deseas más presión que la ofrecida por los masajes suecos clásicos.

3. Masaje con piedras calientes.

En vez de depender únicamente en sus manos para trabajar en tus obstinados nudos, el terapéuta de masajes coloca piedras de basalto calientes en la espalda para ayudar a relajar las áreas tensas.

Beneficios: además de ayudar a liberar áreas tensas, el calor que emana de las piedras puede ayudar a mejorar el riego sanguíneo.

Pruébalo si: sufres de puntos problemáticos difíciles de destensar y te agrada la idea de calor terapéutico.

4. Masaje deportivo.

Específicamente diseñado teniendo a atletas en mente, el masaje deportivo es una variación del masaje sueco, centrándose en las dolencias causadas por la moción repetitiva, y así ayudar a activar a los receptores a recuperarse rápidamente del estrés y las lesiones.

Beneficios: una recuperación más rápida de los entrenamientos, mejor rango de moción, y una ejecución mejorada son sólo algunos de los beneficios reportados por aquellos que reciben masajes deportivos regularmente.

Pruébalo si: practicas deporte o realizas actividades físicas frecuentemente y deseas mantener tu cuerpo en una condición óptima.

5. Masaje shiatsu.

El masaje shiatsu es un estilo de masaje japonés arraigado en la medicina china. Este masaje tiene como objetivo eliminar los bloqueos que evitan que la fuente de energía corporal, o energía Qi, fluya libremente. Los terapéutas usan varias técnicas diferentes, a menudo empleando sus codos, rodillas, o incluso piés, ya que trabajan en la tensión corporal desde la espalda, articulaciones y extremidades.  

Beneficios: un masaje shiatsu es considerado una excelente manera de liberar el estrés, ya que promueve la circulación óptima y la producción de oxitocina.

Pruébalo si: necesitas desestresarte y relajarte seriamente. O si tienes curiosidad acerca de los tipos de masajes orientales existentes y necesitas ser introducido a ellos.

6. Masaje de puntos desencadenantes.

Al igual que el masaje de tejidos profundos, los masajes de puntos desencadenantes tienen como objetivo disipar la tensión crónica localizada en lo más profundo de los músculos. Sin embargo, mientras que el masaje de tejidos profundos es ideal para tratar la tensión esparcida en una larga área, el masaje de puntos desencadenantes es más adecuado para tratar el dolor que irradia de puntos muy específicos.

Beneficios: libera el dolor causado por la ciática, problemas con el manguito rotatorio, fascitis plantar y otras cuestiones específicas.

Pruébalo si: sufres de cualquiera de las dolencias mencionadas anteriormente Y eres capaz de soportar algo de “amor severo” (los masajes de puntos desencadenantes tienen la reputación de ser un poco dolorosos).

7. Masaje de parejas.

Los terapéutas de masajes amasan a ambos clientes de lado a lado en la misma habitación. El masaje sueco es la típica modalidad utilizada, pero puedes también sentirte libre de solicitar otro tipo de masajes, tal y como masaje de tejidos profundos o con piedras calientes.

Beneficios: a pesar de que a menudo tiene un contexto romántico, un masaje en parejas es también una genial idea de reconectar con un amigo cercano, familiar, o cualquiera con quien no te importe permanecer semi-desnudo.

Pruébalo si: estás buscando reconectar con una pareja romántica o si no puedes prescindir de tu colega de spa ni siquiera por una hora.

8. Masaje prenatal.

Este masaje aspira a aliviar los dolores relacionados con el embarazo. En lugar de reposar la espalda, la cliente se reclinara a un lado, o se utilizará una mesa de masaje con un hueco incorporado para que ella pueda apoyar su estómago.

Beneficios: reduce el dolor causado por el embarazo y puede también ayudar a combatir la depresión, insomnia y ansiedad.

Pruébalo si: tu embarazo te está causando dolores significantes en la parte baja de la espalda (simplemente asegúrate de consultarlo con tu doctor primero).

9. Reflexología.

La reflexología es una forma especializada de masaje en los piés durante el cual los practicantes estimulan puntos precisos en el pie, los cuales se cree que están correlacionados con otros órganos y sistemas corporales.

Beneficios: Tradicionalmente, se cree que la reflexología puede ayudar a corregir desajustes en el cuerpo. Sin embargo, como cualquier tipo de masaje en los piés, también es beneficioso para aliviar tensiones desarrolladas por llevar tacones o permanecer de pie el día entero.

Pruébalo si: tienes curiosidad acerca de cómo la reflexología puede revelar otros problemas con tu salud O si simplemente necesitas una excusa para elevar tus pies por un rato.

10. Masaje tailandés.

El masaje tailandés, también conocido como “masaje de yoga”, es una especialidad en la cual el terapéuta practica una serie de estiramientos intensos en un cliente totalmente vestido.

Beneficios: flexibilidad mejorada, mejor rango de moción y alivio del dolor temporal son sólo unos pocos de los reportados beneficios del masaje tailandés.

Pruébalo si: necesitas ayuda a la hora de alcanzar estiramientos más profundos y te agrada la idea de permanecer totalmente vestido durante un masaje.

11. Masaje en los piés.

Tal y como suena: un relajante masaje para los piés.

Beneficios: a diferencia de la reflexología, la cual se centra específicamente en otras áreas del cuerpo, un masaje tradicional de piés simplemente tiene como objetivo proporcionar relajación a los piés sobrecargados.

Pruébalo si: tienes un trabajo el cual requiere permanecer de pie durante todo el día.

¿Interesado en aprender aún más acerca los masajes? Comprueba nuestra Guía de masajes: consejos para lograr el masaje más relajante.