Menú principal Abrir el menú de búsqueda

Las técnicas de masaje y consejos para el masaje más relajante del mundo por parte de nuestros expertos

17 de abr. de 2018

No todos los masajes son iguales. A pesar de que vayas por un estilo particular - sueco, punto de activación, tejido profundo, por ejemplo - un terapéuta experimentado a menudo alternará entre una variedad de modalidades con el objetivo de alcanzar lo que deseas. Con tantos terapéutas diferentes usando tantas técnicas distintas, ¿Cómo puedes asegurarte de que recibirás un masaje relajante que te hará sentir relajado, más ligero, y con menos dolores y dolencias?

Hemos preguntado a nuestros expertos acerca de técnicas de masaje y consejos.

 

Ten un objetivo en mente

whatisagoodmassage2k16 FACE jpg

Acude a tu sesión de masaje sabiendo lo que quieres. El masaje que recibirás si le dices al terapéuta que buscas la relajación será muy diferente del que recibirás si le dices que te gustaría destensar aquellos nudos en tus hombros que se han ido acumulando durante los largos días en la oficina.

Generalmente, el terapéuta tiene un formulario de ingreso, el cual el cliente rellena e indica las áreas de dolor o malestar. Gran parte de los incidentes que ocurren durante un masaje es debido a la falta de interacción.

Habiendo dicho esto, los masajistas no son trabajadores milagrosos.

Se debe tener presente que un masaje no puede deshacer un problema que ha estado acumulándose durante gran tiempo en tan solo 60 minutos. No funciona así.


Conclusión: puedes esperar algo de alivio en una sola sesión, pero te sentirás mejor con sesiones regulares de masajes.

Para presumir NO hay que sufrir

whatisagoodmassage2k16 FEET jpg

Es cierto que un masaje puede producir ese tipo de de “dolor placentero”, pero el dolor no es un requisito necesario para que un masaje sea efectivo. “De hecho, puede ser incluso contraproducente”, según nuestros expertos, ya que cuando hay gran dolor, nos situamos en aquello que llamamos “parálisis terapéutica”. Lo que un terapéuta intenta conseguir es que los pacientes se relajen y dejen ir, pero debido al estímulo producido, la persona recipiente del masaje intenta combatirlo tanto… que al final no se logra ningún efecto positivo con el tratamiento.

Nuestros expertos sugieren que se sitúe el dolor en una escala del 0 al 10, donde el 0 significa “no dolor” y el 10 es “dolor inaguantable”. El buen tipo de dolor sería aquel que estuviese puntuado 2 o 3, hasta 6, y más adelante se encontraría lo que se denominaría como “dolor malo”, el cual podría variar del 7 al 9. El dolor no tiene por qué ser necesario. Mientras que el dolor placentero puede hacerte sentir bien, nunca deberías sentirte obligado a aguantar cualquier dolor incómodo.

Si ni siquiera te hace gracia la idea del “dolor placentero”, también hay un masaje para ti. De hecho, hay muchas técnicas que no producen ningún dolor.

La comunicación es la clave

whatisagoodmassage2k16 COUPLES jpg

Cuánto más te comuniques con tu terapéuta, mejor será tu masaje. En la terapia de masaje existe un consejo denominado “consentimiento informado”. El consentimiento informado básicamente significa que los pacientes, clientes, la persona recibiendo el masaje tenga toda la información necesaria para poder tomar decisiones acerca de si desean continuar con la sesión o no; lo cual puede ocurrir durante la sesión.

Este concepto es bilateral. Tu terapéuta debería también informarte cuando va a comenzar a profundizar en un músculo particularmente sensible, de manera que puedas indicarle que puede proceder, o sugerir que se centren en otra área preferiblemente.

No se debe ser demasiado agradable hasta el punto de no poder decir “no” cuando no te sientes cómodo, ya que entonces se transforma en una mala experiencia.

Puede empeorar antes de mejorar

whatisagoodmassage2k16 BACK jpg

Si no estás acostumbrado a los masajes, puedes estar preparado para sentirte adolorido durante algunos días tras un buen masaje.

Esto es algo común, como cuando no estás acostumbrado a realizar actividades físicas y un día acudes a un entrenamiento intenso en un gimnasio. Es común sentir agujetas al día siguiente, de manera que es algo que debe ser tomado en cuenta.

Se debe aprender a disfrutar del breve periodo de agujetas, ya que es el resultado de liberar tensiones acumuladas.

 


Artículos relacionados