Madrid es la capital de España y su ciudad más poblada. Por eso, es fácil encontrar un abanico de clínicas dentales que ofrezcan servicios de implantes dentales. El estado de la boca es vital, no sólo por motivos básicos de salud, sino también por razones estéticas. Actualmente, los implantes se desarrollan con avanzadas tecnologías y en un lapso de tiempo corto la pieza dental está colocada con todas las garantías. Uno de los implantes más extendidos es el de titanio con corona de cerámica, que se puede encontrar en muchas clínicas madrileñas. Por ejemplo, en Clinic Point se fija el implante sobre el hueso maxilar, y la corona recubre el implante para que la pieza dental perdida se reemplace perfectamente.

Volver a sonreír

Los problemas bucales son muy delicados y afectan no solamente a la salud, sino también a la apariencia. Volver a sonreír sin miedo, luciendo una dentadura bonita, es posible gracias a los implantes dentales. Hay muchas técnicas para conseguir el éxito en este campo, e incluso existen clínicas que realizan estos tratamientos sin que sea necesario el uso de la cirugía maxilofacial. Es el caso de la clínica Velázquez, donde se realiza un estudio previo radiológico para ver en qué estado se encuentra la boca, estudiando todas las posibilidades. De esta manera, dentista y paciente pueden escoger el tratamiento más adecuado para cada caso.

Toda la tecnología al servicio de la salud

A la hora de realizar un implante dental, a día de hoy la tecnología es el mejor aliado de los pacientes. En Madrid se pueden encontrar muchos centros que, antes de realizar la intervención, hacen un diagnóstico 3D. El diseño de la pieza y su posterior colocación dentro de la boca se realiza con tecnología CAD CAM, de manera que la pieza dental se diseña integralmente por ordenador, adaptándose exactamente al hueco que el paciente tiene en su propia boca. Es la tecnología que se usa, por ejemplo, en Salud Dental Blanco. Después de que se realice la intervención, se emplea el plasma rico en factores de crecimiento (PRGF) que favorece que el diente se asiente en la encía.

Procedimiento

Este tratamiento se desarolla siempre dos fases. En la primera se realiza la colocación del implante propiamente dicho en la encía. Después de esto, hay que aguardar un tiempo, que oscila entre uno y dos meses, hasta pasar a la segunda fase. En ella, se coloca una corona alrededor del implante para que quede completamente protegido. No hay ningún límite de edad, así que cualquiera puede acudir. En la clínica Quirón de Madrid se realizan implantes con diferentes técnicas, tanto usando el propio hueso del paciente para realizar la intervención, como aplicando materiales biosintéticos.

Leer Más