En lo que se refiere a quitar tatuajes Madrid ofrece una segunda oportunidad a quienes se hayan cansado de ellos: en esta ciudad hay numerosas clínicas estéticas que posibilitan la eliminación de cualquier tipo de tatuaje, independientemente del color, profundidad y momento de su realización. Clínica VD24K o Ámanon son algunos de los centros especializados que trabajan con la última tecnología en borrado de tintas artificiales y micropigmentación, principalmente a través del láser Neodimio Yag Q-Switched, que también se emplea en otros tratamientos médicos como la eliminación de varices.

En qué consiste esta técnica láser

La técnica láser empleada para quitar tatuajes en Madrid es efectiva en cualquier capa de la piel, puesto que puede regular la longitud de la onda y alcanzar cualquier zona por debajo de la epidermis. Este tratamiento no deja marcas, aunque sí es necesario llevarlo a cabo en varias sesiones a lo largo del tiempo para que la eliminación de la pigmentación sea total. De hecho, tras cada sesión, hay que dejar que el organismo cumpla la segunda fase: durante un mes aproximadamente, se generan células nuevas, las conocidas como células limpiadoras o scavengers cells, que terminan de eliminar las pequeñas partículas que el láser ha generado tras actuar sobre las partículas más voluminosas.

Qué número de sesiones son necesarias en el tratamiento

El número de sesiones en un tratamiento para quitar tatuajes en Madrid es muy variable, puesto que depende de muchos factores. Por ejemplo, el color de piel del paciente, el número de colores del tatuaje o su profundidad. No todos los colores responden de igual manera a este tratamiento láser. De hecho, el verde se considera el más complicado de eliminar, aunque no es imposible trabajar sobre él. Sean tres, seis, nueve o doce sesiones las que se realicen, lo más importante es respetar el plazo de un mes entre cada una de ellas para que se puedan generar las células limpiadoras. Este método para quitar tatuajes en Madrid también se puede aplicar para eliminar maquillaje permanente, aunque dada la delicada localización de esa pigmentación cerca de los ojos, lo más conveniente es consultar al médico especialista sobre la viabilidad del tratamiento.

Cuidados tras el tratamiento

Los cuidados que debe seguir el paciente tras cada sesión láser no son demasiado complicados ni molestos. Lo más importante durante la primera semana es que la zona tratada permanezca bien cubierta, para evitar tanto rozaduras con la ropa como la exposición solar. Transcurrido ese periodo, se puede retirar la venda o capa aplicada a modo de cobertura, aunque tratando de no exponer esa zona al sol. Para hidratar y cuidar la piel en esos días, lo más adecuado es aplicar crema de rosa mosqueta. En cualquier caso, los especialistas de la clínica estética darán las indicaciones pertinentes sobre cómo realizar correctamente estos cuidados en casa, en función del tipo de piel y del número de sesiones concluidas hasta entonces.

Más