En Barcelona, la mejor tradición mediterránea se mezcla de forma singular con las últimas tendencias para conseguir un equilibrio único y una cultura gastronómica reconocida en todo el mundo. A su ubicación privilegiada entre el mar y la montaña se suma una huerta que se beneficia de un clima extraordinario que surte a la mesa de los ingredientes de mejor calidad. A ello se une la riqueza que aportan expertos culinarios, llegados de todas partes del mundo, atraídos por la reconocida y admirada vanguardia de esta ciudad para fusionar y ofrecer las mejores creaciones en cuanto a presentación, creatividad, calidad y variedad.

Una ciudad gastronómica

Dado este contexto, no es casualidad que nombres destacados en la cocina internacional como Ferran Adrià, Carme Ruscalleda o Sergi Arola hayan iniciado su carrera en la Ciudad Condal. Este nivel se refleja también en servicios de catering tan reputados como el de Martín Berasategui, uno de los referentes en la ciudad. Sabores cuidados hasta el más mínimo detalle de la mano de creaciones originales firmadas por uno de los estandartes de la cocina contemporánea global y un equipo cualificado. Laureado con siete estrellas Michelin, el talento del chef vasco, con una trayectoria de más de 35 años, se centra ahora en el catering de eventos corporativos y bodas.

Los extraordinarios paisajes barceloneses como escenario

En una ciudad de importante vida social y cultural, nombres como Aspic, Airolo o Le Chef también se hallan entre la élite del catering en Barcelona. Aspic cuenta con más de tres décadas en servicio, dedicadas a trasladar la alta cocina a cualquier celebración. Con experiencia y originalidad, este servicio de contrastada experiencia propone un equilibrio entre platos e ingredientes tradicionales, tratados con el máximo respeto e integrados en deliciosas y originales combinaciones. El catering es una experiencia integral, con un marco y una decoración a la altura de cada ocasión. Para cualquier servicio de catering Barcelona y sus alrededores aportan siempre un marco ideal, con rincones como el Castell de Sant Marçal, la Fundación Miró o el Palau Moxó.

Catering en Barcelona, con las mejores materias primas

Algunos de los platos estrella de la mesa catalana brillan también en los servicios de catering en Barcelona. Empezando por los alimentos más sencillos, que ponen en valor las extraordinarias materias primas como el famoso pan payés. Con él se elabora el plato más emblemático de Barcelona: el pam amb tomaquet, que se prepara untando el pan con tomate, aceite y sal. Otra joya de un catering típico catalán es el excelente embutido de las comarcas catalanas o los productos de la huerta presentados en platos emblemáticos como la escalivada; para los más dulces, nada más sabroso que una crema catalana, un delicioso postre elaborado con yema de huevo, harina y azúcar, y que recuerda a un flan, pero con su parte superior cubierta por azúcar caramelizado, que le confiere un toque crujiente irresistible.

Leer Más