Los centros de spa toman su nombre y sus principales características de la ciudad belga de Spa, un lugar que desde el siglo XIX destacó por sus aguas ferruginosas y por instalaciones como grandes piscinas y baños termales romanos. Tras dos siglos de evolución encontramos numerosos centros de spa en Alicante que han sabido aprovechar las propiedades curativas del agua adaptándolas a la actualidad a través de diferentes circuitos y tratamientos estéticos como la presoterapia, que mejoran el aspecto de la piel y reducen dolencias y nerviosismo. En este ámbito, destaca el centro Cospomolitan, donde es posible relajarse en sus instalaciones después de practicar fitness.

El lugar donde el estrés se despide

En cuanto a centros spa Alicante sobresale por combinar unas instalaciones privilegiadas, donde es posible realizar diferentes actividades, con unos especialistas que llevan a cabo diferentes terapias relajantes y tonificantes. Entre los beneficios para la salud y el bienestar que aportan estos lugares se encuentran la prevención de la hipertensión, la reducción de los dolores reumáticos y de espalda, la activación de la circulación y el sistema linfático o la mejoría de problemas intestinales. Además, la hidroterapia también nos mantendrá sanos por fuera: mediante la sauna turca o finlandesa es posible mantener una piel cuidada gracias a la eliminación de bacterias y toxinas.

Los mejores tratamientos para renovarse

Después de realizar un circuito de chorros para destensar el cuerpo o de probar diferentes piscinas con contraste térmico para activar el metabolismo, es posible ponerse en las manos de expertos que emplean los productos más naturales y beneficiosos para el cuerpo. El aceite de oliva es conocido por sus propiedades antioxidantes, por lo que en muchos centros de spa en Alicante utilizan la olivoterapia para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Por otra parte, para exfoliar la piel y liberar los poros se ofrecen peelings con barro del mar Muerto, un auténtico estimulante para los sentidos. Para cada necesidad existe un tipo de masaje concreto, por ejemplo, el masaje linfático es útil para drenar líquidos, mientras que el de piedras calientes alivia dolores musculares.

Cuerpo y mente relajados sin salir de la ciudad

Los beneficios de un spa se pueden vivir sin necesidad de coger el coche, ya que en la ciudad de Alicante hay numerosos spa y hoteles con spa donde disfrutar de una escapada para olvidar los problemas cotidianos. En diferentes centros ofrecen circuitos privados para disfrutar en pareja o tratamientos para el rostro. El hotel Hospes Amérigo pone a disposición de quien lo desee varios rituales faciales con ingredientes del Meditárreneo, mientras que el Wellness Center Alicante propone una sesión de vinoterapia para mejorar la elasticidad de la piel.

Leer Más