GROUPON GUIDE MADRID

La Gran Vía y el cine, un amor de película

Por: MANU GARCIA DEL MORAL | 20.8.2014 |
La Gran Vía y el cine, un amor de película

En sus 1.306 metros de vida la Gran Vía regala al que la aborda tres personalidades bien diferenciadas. En su primer tramo se ofrece con aires especialmente monumentales, en el segundo sale a relucir todo su espíritu comercial mientras que al tercero siempre le ha perseguido la etiqueta de ser el “Broadway madrileño”. ¿Es justo tal nombramiento? Hace tiempo sin duda lo fue, pero hoy en día queda poquito de aquello, de una época de apogeo donde la Gran Vía era el espacio con más glamour y donosura del país.

Aunque este último fragmento de la centenaria avenida se levantó entre 1926 y 1929, rápidamente la Gran Vía se erigió como el epicentro cultural y de ocio de Madrid. La apertura de cines en Madrid en sus aceras se sucedía a un ritmo vertiginoso y llegó a contar con la impresionante cifra de 14 salas, a saber: Actualidades, Azul, Capitol, Gran Vía, Avenida, Callao, Coliseum, Imperial, Lope de Vega, Palacio de la Música, Palacio de la Prensa, Pompeya, Rex, y Rialto.

A mediados del siglo pasado la Gran Vía experimentó su ‘belle epoqué’ particular. Eran muchas las estrellas de Hollywood que viajaban a Madrid para asistir a la exhibición y estrenos de sus películas en un marco inigualable, una nueva y pomposa avenida que vivía por y para el cine. Casi todos los planes de ocio de madrileños y madrileñas aspiraban a terminar en una de sus múltiples salas.

La competencia entre ellas era intensa así que cada una se trataba de desmarcar del resto del modo que fuera. Por ejemplo, en el Cine Actualidades, al precio de una peseta, era posible asistir a la sesión continua que daba comienzo a las once de la mañana y cuya pantalla se fundía a negro a las una y media de la madrugada. El aún hoy vivo Cine Callao contaba con una novedosa sala en la terraza, actualmente en desuso, y una espectacular sala de fiestas en el sótano. Por su parte, el Cine Capitol contaba con un agradecido servicio de bar desde la misma butaca y llegó a contar en su momento con la mayor pantalla magnoscópica de toda Europa.

La unión entre la Gran Vía y el séptimo arte era fuerte y gozaba de una salud de hierro pero con la caída de los años esta sinergia fue perdiendo aplomo. Quizás algo tan sencillo como que no hubiese público para colmar tanta oferta, los cambios de hábitos de la gente, o la llegada de la televisión a los hogares... Por el motivo que fuese, los neones del ‘Broadway Madrileño’ comenzaron a apagarse y muchos de aquellos cines tuvieron que buscarse una nueva forma de ganarse la vida.

Algunos como el Rialto o el Lope de Vega decidieron abrir entonces como teatros, actividad que siguen desempeñando en la actualidad con notable brillo, especialmente el segundo. Por él pasaron con gran éxito los musicales de Jesucristo Superstar o Los Miserables y desde hace meses tiene en cartel el altamente recomendable Rey León.

Pero éstos dos casos fueron algo aislado ya que la mayoría de los cines, o mejor dicho sus locales, dejaron de estar vinculados al mundo de la cultura, y por ejemplo, en donde antaño estuvo el Cine Azul hoy encontramos una hamburguesería, lo mismo ocurre con el extinto Cine Avenida cuyos patios de butacas y galerías ahora mismo son una enorme tienda de ropa correspondiente a una multinacional sueca.

Aquella Gran Vía de los cines y sus estrenos de alfombra roja se apagó no con poco dolor. Los más veteranos aún evocan con cariño aquellos tiempos como los más gloriosos que ha vivido, y vivirá, esta arteria de Madrid. Sus catorce salas de cine se fueron extinguiendo y hoy sólo quedan tres auténticas supervivientes: Capitol, Callao y Palacio de la Prensa. Habrá que ver hasta cuando aguantan

-------------------------

Artículos Relacionados

Tocar el Cielo de Madrid

Gran Via

Una de las frases más repetidas para resumir las bondades de esta gran ciudad es “De Madrid al Cielo”. Unas palabras que describen a la perfección lo que vas a poder encontrar en el siguiente listado. Terrazas situadas en lugares privilegiados de la urbe.... ver artículo

Secretos de Madrid
Por: Manu Garcia del Moral Secretos de Madrid
{}