Menú principal Abrir el menú de búsqueda

Cómo comprar un colchón (Sin haberlo probado antes)

11 de jul. de 2018

Comprar un colchón es una decisión importante. Al fin y al cabo, vas a pasar un tercio de tu vida en él, bien sea durmiendo las 8 horas recomendadas cada día, o jugando con tu teléfono bajo las sábanas. Pero mucha gente es reacia a comprar colchones online. ¿Cómo puedes estar seguro de que has elegido el adecuado si no puedes tumbarte en él en la tienda primero?

Una vez superada esta reticencia y las recompensas son enormes, a menudo en forma de un mejor precio y unas condiciones de envío más cómodas. Aquí tienes una guía sobre cómo comprar un colchón si haberlo probado antes:

Para empezar, responde a estas preguntas

Si estás atascado en cómo comprar un colchón online, el mejor lugar para empezar tu búsqueda es, irónicamente, tu viejo colchón. Echa un vistazo a la etiqueta para ver el nombre del fabricante y el número de modelo. Si es un modelo relativamente reciente, puedes usar esta información para encontrar los detalles específicos en la página web del fabricante, incluyendo el lugar que ocupa en la escala blando/duro:

Muy blando —> Blando —> Medio —> Duro —> Super duro

Para modelos más antiguos o descatalogados, puede que necesites contactar al fabricante para determinar a qué modelo reciente se asemeja más.

A continuación, decide qué es lo que más te gusta de tu colchón, y qué podría mejorar, respondiendo a estas preguntas:

1. ¿Cuál es la firmeza del colchón?

La firmeza es la principal característica de cualquier colchón. Quieres que se adapte al contorno de tu cuerpo, sin importar en qué posición está tu columna mientras duermes. Aquí tienes un sencillo test:

  • Si te sueles despertar dolorido, lo más probable es que no tenga suficiente firmeza.
  • Si tus hombros y caderas no están alineados, es probable que sea demasiado firme.

2. ¿Es cómodo tu colchón?

 Aquí tienes otro test sencillo: túmbate en tu colchón y calcula cuánto tiempo pasa hasta que sientes la necesidad de cambiar de postura. Deberías ser capaz de estar tumbado cómodamente durante varios minutos. Si no es así, tu colchón es demasiado duro o blando para tu gusto, lo que nos lleva a la pregunta final...

3. ¿Cómo duermes?

En este momento, estás tratando de elegir entre un colchón duro y uno blando. La regla general es:

  • Si duermes de lado, lo más probable es que prefieras un colchón blando, que tiende a poner menos presión en hombros, caderas y rodillas.
  • Si duermes boca arriba o boca abajo, seguramente prefieras un colchón duro, ya que ayuda a mantener el cuello alineado.

Si has decidido que necesitas un colchón más duro o más blando, ten cuidado de no pasarte. Por ejemplo, si tu colchón actual es lo que se considera blando y quieres algo más firme, elige uno de firmeza media, en vez de ir directamente a por el más firme. No saltes dos niveles a no ser que estés muy insatisfecho con tu colchón actual.

Eligiendo tu tipo de colchón

Los cinco tipos de colchones más populares ofrecen diferentes beneficios en relación con cómo aíslan el movimiento y controlan la temperatura. Esto es lo que tienes que saber:

Colchones de muelles

Innerspring Mattress

Lo básico

Aislamiento de movimiento

Control de temperatura

Merece el precio

La idea más común en cuanto a colchones, la base es una serie de muelles metálicos que se comprimen al tumbarse y expanden al levantarse.

Ya que los muelles están unidos para ofrecer un mayor soporte, se mueven en conjunto. Como tal, lo más probable es que sientas cierto movimiento cuando tu pareja se gire.

Se los considera,generalmente, como muy buenos. Los materiales usados son generalmente ligeros y transpirables, lo que permite que el aire fluya durante la noche.

Considera cambiarlo por uno con muelles envueltas individualmente. Se adaptan mejor al cuerpo y ayudar a reducir la transferencia de movimiento.

 

Colchón con almohadilla

Pillow Top Mattress

Lo básico

Aislamiento de movimiento

Control de temperatura

Merece el precio

Un colchón interior de muelles con una suave capa acolchada superior que parece (y actúa como) una almohada gigante.

Además de ofrecer comodidad, la capa  acolchada ayuda a absorber los movimientos de tu pareja, haciendo que sea más difícil el sentirlos.

El almohadillado retiene el calor, por lo que si tiendes a acalorarte al dormir, puede que esta opción sea menos cómoda que las otras.

Transpirable o con materiales de control de temperatura: busca uno de espuma infundida con gel o lana transpirable para ayudar a mantenerse fresco.

 

Colchones de espuma con memoria

Memory Foam Mattress

Lo básico

Aislamiento de movimiento

Control de temperatura

Merece el precio

Este material de alta densidad se retira cuando se aplica presión y recupera su forma rápidamente al retirarse.

La espuma con memoria tiene mejores datos de satisfacción que los muelles, en parte porque el material absorbe mucho, por lo que no notas los movimientos de tu pareja.

Si eres caluroso, descubrirás que este material se puede recalentar durante la noche.

Capas múltiples: diferentes tipos de espuma con diferentes objetivos. La espuma infundida con gel ayuda a controlar la temperatura, mientras que la espuma de alta densidad ofrece mayor firmeza.


Colchón de espuma con memoria de forma infundida con gel

Gel-Infused Memory Foam Mattress

Lo básico

Aislamiento de movimiento

Control de temperatura

Merece el precio

Una mejora respecto a los colchones con memoria de forma, con los beneficios de firmeza de los materiales de alta densidad, y mejor control de temperatura.

Las opciones con gel son tan buenas como las de espuma con memoria, a la hora de minimizar el movimiento de un lado a otro.

Cuentan con cápsulas de enfriamiento en la espuma, lo que ayuda a eliminar el calor y a mantenerte más fresco y cómodo mientras duermes.

Algunos fabricantes ofrecen espuma con flujo de aire. Situada bajo la capa de espuma infundida con gel, incrementa la circulación de aire para un descanso más fresco.

 

Hybrid Colchón

Hybrid Mattress

Lo básico

Aislamiento de movimiento

Control de temperatura

Merece el precio

¿No te decides? Un colchón híbrido cuenta con un 50% de muelles y un 50% de espuma, ofreciendo lo mejor de ambas opciones.

Si el colchón contenes muelles enrollados individualmente, apenas notarás molestias durante la noche.

La espuma con memoria importa, elige una opción con gel para reducir los calores nocturnos.

Muelles enrollados individualmente y espuma con memoria infundida con gel. Realmente es lo mejor de ambos mundos.

Elige tus extras

¡Enhorabuena! Ya has elegido el tipo de colchón y la firmeza que más se ajusta a tus necesidades. Antes de que lo pidas, echa un vistazo a estas opciones, en caso de que te resulten interesantes.

¿Está preparado a medida?

Preparado a medida significa que el colchón no está empaquetado y listo hasta que el cliente lo compra. Es un buen añadido, porque la espuma o los muelles pueden moverse si el colchón está empaquetado de lado por demasiado tiempo, lo que puede crear jorobas o bultos casi imposibles de corregir. Los colchones preparados a medida aseguran que obtengas el mejor colchón posible al recibirlo.

¿Tiene refuerzo en los bordes?

Los colchones de calidad alta  cuentan a menudo con refuerzo en los bordes, lo que les confiere una firmeza extra. Esto puede ayudar a dormir mejor, sobre todo si tu pareja en empuja al borde de la cama, y también hace más sencillo el sentarse en la cama para ponerse los calcetines o los zapatos por la mañana

¿Cómo de fácil es el proceso de envío?

Son muy pocas las personas que pueden mover un colchón sin ayuda. Pero si sabes cómo jugar tus cartas online, puedes llegar a un acuerdo con el vendedor, organizar un periodo de entrega que te convenga, y que incluya la instalación del colchón, e incluso la retirada del antiguo.

¿Cuánto dura la garantía, y qué es lo que cubre?

Un buen periodo de garantía para un colchón es de al menos 5 años, pero pueden llegar a ser incluso de 20 años. Echa un vistazo a si la garantía es prorrateada, que significa que la cobertura decrece con el tiempo. Para terminar, asegurate de que el colchón  que vas a comprar esta asegurado para defectos como muelles flojos o rotos.

¿Has pensado en una base ajustable?

Las bases ajustables haces que ver la televisión o leer en la cama sea muchísimo más cómodo, y los usuarios comentan que ayudan a reducir el dolor de espalda y articulaciones. Asegurate de que tu opción de colchón sirve para una base ajustable. Los colchones con memoria de forma son los que mejor se adaptan, pero cada vez más modelos con muelles se diseñan con esta funcionalidad en mente. Si estás pensando en comprar una base ajustable, asegurate de que tu colchón no supera los 30 centímetros de grosor para obtener un mejor resultado