Esta tierra de sol y contrastes está esperándote para obsequiarte con sus miles de años de historia, su gastronomía, su gente… Además, hay un amplio abanico de masajes en Córdoba con los que no solo pasarás un buen rato, sino con los que también mejorarás tu salud y recargarás pilas. Así pues, imagina las bondades de dar un tranquilo paseo por las calles de la urbe, visitando monumentos tan emblemáticos como su Puente Romano, la mezquita-catedral y la ciudad palaciega de Medina Azahara, entre otros, para a continuación recibir uno de estos tratamientos.

Cuerpo y mente en sintonía

Efectivamente, la acción salutífera de los masajes es bien conocida desde que el hombre es hombre. Por eso, cuando te das un golpe o notas molestias en alguna parte de tu cuerpo, tu primera reacción es echarte las manos a la zona dolorida y, de forma instintiva, empezar a masajearla. Esta interconexión entre lo físico y el bienestar emocional que proporciona el alivio que experimentas es bien conocida por los masajistas que, sabiendo bien lo que hacen y cómo lo hacen, tienen la capacidad de aplicar aquellas técnicas y manipulaciones oportunas para que, una vez finalizada la sesión, sientas de nuevo en tu cuerpo todas las energías necesarias para afrontar el día a día.

Variedad de tratamientos naturales en el paraíso

Los masajes en Córdoba se caracterizan por ser aplicados por profesionales de distintas especialidades y tradiciones que ponen toda su experiencia y profesionalidad al servicio de tu bienestar. Gracias al estudio de la anatomía, así como de las múltiples tradiciones que existen en el mundo relacionadas con las terapias holísticas de salud, en la actualidad tienes a tu alcance un gran número de tipos diferentes de masajes, como por ejemplo el quiromasaje, el shiatsu, el hawaiano o Lomi lomi, reflexología y un largo etcétera. De esta forma, si deseas recibir un masaje exótico por parte de unas manos expertas, entonces estarás deseando visitar el Centro Kyushu. En este centro, especializado en técnicas y tratamientos japoneses, tendrás la oportunidad de experimentar en tu propio cuerpo las bondades de masajes como el Shiatsu-Do, el Kobido Hashi, entre otros, además de alternativas como la acupuntura o las algas Wakai.

Diferentes masajes, misma finalidad

Da igual el tipo de dolencia que presentes y el tipo de tratamiento por el que te decidas, puesto que después de que tu cuerpo haya pasado por la acción reparadora de unas manos expertas te sentirás como nuevo. Desde un masaje relajante hasta uno reductor, pasando por uno tonificante o cualquier otro, absolutamente todos te dotarán de esa energía que habías perdido después de tanto esfuerzo físico y mental.

Leer Más