Las peculiaridades climáticas y geográficas de la provincia de Cádiz resultan fundamentales a la hora de comprender por qué su gastronomía es una de las más variadas de la península ibérica. Es esta la única provincia española bañada por el mar Mediterráneo y por el océano Atlántico, la cual alberga algunos de los municipios con una temperatura media más elevada, pero también la zona más lluviosa de España. Clima atlántico y mediterráneo, mar y montaña, calor y humedad se traducen en una extraordinaria diversidad de productos con los que trabajar en los fogones. Los restaurantes en Cádiz son el mejor exponente de la riqueza culinaria de la provincia.

Restaurantes en Cádiz: del chiringuito...

Las playas de la provincia de Cádiz son muy apreciadas por los amantes del windsurf, especialmente las de Tarifa. Este municipio, el más meridional de Europa, acoge a una nutrida comunidad de windsurfistas felices de poder disfrutar de su deporte favorito en cualquier época del año. Los chiringuitos de playa les permiten reponer fuerzas a escasos metros del mar. El más reputado de la zona es el restaurante las Rejas, emplazado en la playa de Bolonia. Aquí es posible saborear deliciosos lomos de atún, arroces de marisco y de almejas o unos sencillos pero insuperables huevos con patatas con los que reponer las fuerzas antes de regresar a la playa.

... A la alta cocina

Muy ligado al mar se encuentra también el restaurante Aponiente, del chef Ángel León. Ubicado en un antiguo molino de mareas en el Puerto de Santa María, rodeado de marismas y salinas, este es, de los restaurantes en Cádiz, el que mayores reconocimientos ha cosechado. Ángel León trabaja en sus fogones con la materia prima que arroja en sus brazos el mar. Platos de gran arraigo en la zona como son la tortilla de camarones o las empanadillas de boquerones son radicalmente transformados para asombro y deleite de los comensales. El surtido de embutidos marinos, por su parte, viene a demostrar que la alta cocina no tiene por qué prescindir del desenfado: salchichas, chorizos y patés preparados con atún, albur o plancton ofrecen un deleite de todos los sentidos, incluido el del humor.

Pasando por las marisquerías y los asadores

El atún es el tesoro más preciado de las aguas de Cádiz. Son muchos los restaurantes y marisquerías de la provincia consagrados a este manjar. De todos ellos el más afamado es el restaurante el Campero de Barbate, considerado por los críticos gastronómicos como el segundo mejor restaurante de marisco y pescado de todo el país. Y como en materia de restaurantes Cádiz es tan diverso como sus materias primas, entre los diez mejores asadores se ha situado el restaurante la Castillería de Vejer, donde además de sabrosas carnes a la brasa el cocinero Juan Valdés y su equipo ofrecen platos de verduras, sopas, ensaladas y entrantes de impecable factura.

Más