Una ciudad que cada vez alberga un abanico más amplio de opciones gastronómicas internacionales no podía quedarse a la zaga en una de las categorías americanas más demandadas y aplaudidas. En el campo de los restaurantes mexicanos Zaragoza pone alternativas interesantes a disposición de los amantes de los matices característicos de la tierra del tequila. Influenciados por corrientes africanas, españolas y orientales, los platos del país centroamericano van cargados de historia, buen producto y, sobre todo, mucho sabor.

Variedad

Si por algo se caracteriza la cocina mexicana es por su variada carta de platos. Dentro de ella, triunfan especialmente los típicos burritos y tacos, que van rellenos de recetas de todo tipo, diferentes en función del estado del que procedan. La mayoría de los locales suelen ofrecer una representación de las recetas más representativas del país. Entre ellas se encuentran la cochinita pibil (cerdo adobado con achuiote), el pastor (cerdo adobado con chile, naranja y pimienta, entre otros ingredientes), el pollo cocinado de distintas maneras (con mole, con pimientos, con cebolla y chile…). Por supuesto, el archiconocido guacamole se presenta también como uno de sus buques insignia.

Restaurantes mexicanos en Zaragoza

Partiendo de una cantina de toda la vida, la de Don Pancho, la ciudad ofrece un interesante recorrido para los amantes de la cocina del país de las rancheras. Este establecimiento en particular se distingue por su relación calidad-precio y la honestidad de sus recetas e ingredientes. Con un toque un poco más tex-mex (influenciado por la cocina estadounidense) Jalos amplía su oferta dando opciones que van más allá del taco y la quesadilla, como hamburguesas o ensaladas.

Más que comida

Los restaurantes mexicanos suelen ser una muestra del país, y no solo en materia de comida. Acompaña tu cena con el cóctel más representativo, el margarita, hecho a base de la bebida de México por excelencia, el tequila. Además, muchos de los locales exhiben la decoración típica del país, llena de color y simbología, y acompañan las veladas con el sonido de los mariachis cantando rancheras.

Leer Más