Bilbao cuenta con una amplia oferta de comercios y servicios destinados a satisfacer todo tipo de necesidades de sus habitantes y turistas. Entre ellas, por supuesto, está la de mantener sus vehículos en perfectas condiciones. En un entorno en el que las excursiones y las salidas al campo son una constante, valorar la necesidad de un lavado de coche es, obviamente, imprescindible. Por eso, en la ciudad y sus alrededores se encuentran las instalaciones de diversos servicios que no solo te permitirán tener tu coche impecable por dentro y por fuera, sino que también te ofrecen otros servicios como la renovación de faros o el sellado de llantas.

Motivos

En casa no disponemos de los recursos que tienen los establecimientos especializados en lavado de coches en Bilbao para higienizar y renovar el interior de tu vehículo. Por lo tanto, merece la pena que optes por acudir a una empresa profesional que te garantice una limpieza integral de tu automóvil, con el equipo humano y técnico adecuados para cada modelo de coche. Así, conseguirán un aspirado en profundidad que eliminará hasta el más mínimo resto de suciedad del interior de tu vehículo y la limpieza de los plásticos interiores, entre otros factores básicos de limpieza que merece la pena tener en cuenta.

Una amplia carta de tratamientos

Además de los lavados convencionales, a mano o a máquina, hay una gran variedad de tratamientos específicos para el vehículo. Para incrementar la seguridad de la conducción, a través de la optimización de la visibilidad, hay un repelente de agua que emplea la nanotecnología para que el cristal delantero repela la suciedad y para que las gotas de lluvia resbalen rápidamente, en lugar de adherirse. Otro conocido tratamiento, esta vez para la carrocería, es el recubrimiento de titanio, que crea una capa protectora en el exterior del auto y protege la pintura contra el desgaste, manteniendo el brillo que tenía cuando salió del concesionario.

Higiene profesional

Entre los tratamientos más demandados para higienizar el interior del coche se encuentran los de desinfección y desodorización. Estos eliminan cualquier tipo de germen, microbio, hongo o bacteria del interior, garantizando la salud de los pasajeros, y además acaban con los olores. En lugar de disfrazarlos, destruyen los olores a humedad o tabaco y llegan a los rincones más recónditos del coche para garantizar que el espacio sea completamente seguro. La más conocida por su efectividad es la desinfección por ozono, conocido por ser el desinfectante de origen natural que mejores resultados da.

Leer Más