Zaravencia

Gastronomía
Fernán González, 37, 28009 Madrid Fernán González, 37, 28009 Madrid Direcciones
Mapa e Información de Contacto
¡Sé el primero en recomendar este sitio!
null% de 0 clientes lo recomiendan

De Nuestros Editores

Los que visitan Madrid, los entusiastas de la comida argentina, o aquellos a los que les gusta experimentar nuevas sensaciones gastronómicas, están de enhorabuena, hay un lugar especial en Madrid esperándoles: Restaurante Zaravencia. Sito en la calle Fernán González nº 37, muy cerca de la mítica calle de Alcalá, y a pocos pasos de la parada de metro O'Donnell, el reconocido Restaurante Zaravencia ofrece exquisitos platos de la cocina argentina, en un entorno sencillo, acogedor e íntimo, donde disfrutar de la buena mesa con los seres queridos, los amigos, o las citas de negocios. Su variado menú incluye diferentes entrantes, como la rica Empanada Criolla. Continúa con un plato principal, contundente, en el que se puede elegir entre sus exquisitas carnes, como el Bife de Chorizo. Los que prefieren algo más ligero pueden decantarse por un plato de pescado, como el delicioso Bacalao a la Bilbaína, todo regado con buenos caldos. De postre, se puede degustar su famoso Panqueque con Dulce de Leche, entre otros dulces típicos. ¿Es difícil conseguir mesa? Bueno, el menú y el ambiente merecen la pena, pero no hay por qué sufrir, lo ponen fácil:la reserva de mesa es gratuita, incluso se puede reservar online (confirmación por SMS o e-mail). Otros servicios a tener en cuenta: se acepta el pago mediante tarjeta de crédito y el local dispone de accesos acondicionados para minusválidos así como aire acondicionado en sus salones. Lo mejor es comprobarlo personalmente. ¡Buen provecho!

Comentarios

250
1 Tip
Verificado
Reportar | hace 4 años
Es un sitio de carnes a la brasa, deberian de servirla con alguna placa que mantenga el calor, se queda helada. El chupito no vale nada, es aguachirri
¿Te ha resultado útil?

Alrededor de esta Ubicación
Zaravencia

Groupon ha verificado que el cliente realmente visitó Zaravencia.